DELICATESSEN HECHAS A MANO (español)

Esta es la filosofía de ECOBELMAN, una empresa familiar que ha comenzado a dar sus primeros frutos: «Las morenitas de Puri», nuestras almendras caramelizadas gourmet.

Sólo a partir de almendras de nuestros campos.

En septiembre, recogemos la materia prima las almendras  en los campos de Minglanilla y Villalpardo, importantes centros agrícolas de la provincia española de Cuenca. Aquí, en la región de los molinos de viento de Don Quijote (hablamos de Castilla-La Mancha), las familias Cuesta y Pérez desde hace más de un siglo cultivan los campos de almendros de una forma responsable, minimizando el uso de pesticidas y fertilizantes químicos. Sólo a partir de las almendras  que cosechamos, nacen nuestras almendras caramelizadas, «Las morenitas de Puri», únicas dentro de su especie.

Los4idiomas_6

Nuestras almendras caramelizadas, diferentes de las demás porque…

La respuesta está en la receta de Purificación Pérez López, «Puri» para los que la conocen, que ha reelaborado la fórmula clásica de las almendras garrapiñadas de manera original para crear un producto diferente. Nada que ver con las clásicas almendras recubiertas con mucho azúcar, difíciles de masticar, hechas a máquina en las ferias o resultado de una producción industrial. Nuestras almendras caramelizadas son más elegantes y majestuosas, menos duras de masticar y con un sabor más intenso que deja en el paladar un toque tostado gracias a nuestra mano artesana. Saboreándolas, estas almendras evocan recuerdos de aquellos ambientes de la Castilla profunda donde nuestras abuelas cocinaban empleando sus manos y usando los productos recién recogidos del campo. Un siglo después recuperamos esta sabiduría: elaboramos «Las morenitas de Puri» rigurosamente a mano empleando sólo ingredientes naturales.

Más delicadas, hermosas y … saludables.

Hoy día, la propia ciencia continúa sorprendiéndose con nuevos descubrimientos sobre las almendras, nuevas propiedades terapéuticas y mayores beneficios para la salud humana. Son ricas en Omega 3 y vitamina E, ácido fólico (vitamina B9), tiamina (vitamina B1), riblofavina (vitamina B2), niacina (vitamina B3), ácido pantoténico (vitamina B5), vitamina B6. Comer almendras significa estimular el sistema neuronal y apostar por la leche materna puesto que estimulan los conductos galactóforos (conductos mamarios) que servirán para la correcta nutrición del bebé.

El aporte de vitamina E de las almendras las convierte en un aliado fiel a la hora de proteger el organismo de los radicales libres, el envejecimiento y el estrés, además de fortalecer la piel, e incluso prevenirnos de enfermedades cutáneas o ayudarnos a superarlas. Su aporte de calcio, que proporcionalmente es uno de los mayores del espectro de alimentos de que dispone el ser humano, convierte a la almendra en un arma para el fortalecimiento de los huesos. Junto con la nuez, la almendra es el fruto seco más beneficioso para la salud humana. Casi todos los frutos secos tienen vitaminas, minerales y aceites interesantes y especiales beneficios para la salud, pero al contrario que la almendra, todos los demás son acidificantes para el organismo; la almendra en cambio es alcalinizante, (alimento que mantiene el Ph de nuestro cuerpo). Su consumo ayuda en la prevención de enfermedades como el morbo de Crohn o el Parkinson.

«Las morenitas de Puri» mantienen todas estas propiedades presentes en el producto final (75% de almendra).  Los análisis corroboran su calidad: nuestras almendras caramelizadas tienen un alto contenido de vitamina E, fósforo y magnesio y además son fuente de calcio. No contienen gluten.

Granel_3Comerás una tras otra.

Una vez probadas, las quisieras comer en cualquier momento. Solas, acompañadas por un licor, helado o café. En el descanso de media mañana o como aperitivo. Al final de una comida o de una cena con familiares o amigos, como último toque de efecto. «Las morenitas de Puri», debido a su delicado sabor, gustan a niños y adultos. Y pueden ser la idea original para un regalo que deja huella

Nuestros valores: del lado de la naturaleza y del mundo rural.

Creemos en el respeto del ambiente, por ello utilizamos para nuestros productos contenedores y materiales totalmente reciclables y reutilizables para el consumidor final. Reducimos al mínimo el consumo de energía en nuestros locales y nos movemos con medios de transporte  con bajo impacto ambiental, alimentados  con gas GLP. Luchamos, pues para que no desaparezca la agricultura realizada por pequeños productores como nosotros y el mundo rural que lo circunda. Un mundo rico de conocimientos profundos sobre la naturaleza y de recetas antiguas por descubrir, quizás «reescribiéndolas» como hemos hecho con «Las morenitas de Puri».
Nuestra sede está en Villalpardo, pueblo de mil habitantes, muchos de los cuales se dedican a cultivar los campos de su  propiedad. Esperemos, por mucho tiempo.